¡¡¡Ayer se fué la luz !!!






¡¡¡Mta!!!!... se acaba de ir la luz... 




Bueno, no importa, siempre regresa rápido...

Eso fue a las 4 de la tarde... para las 7 de la noche, los niños estaban incontrolables, no estaban las caricaturas acostumbradas para antes de irse a dormir, la cena "tuvo" que hacerse a mano por que el horno de microondas no funcionaba... 

No importa, espero que para las 10:30 de la noche que yo llegue de trabajar, ya haya luz...


Chin...biotes... todavía no hay luz.

Lo bueno es que mi lap tiene pila suficiente para trabajar... ¡Huy! ¡el modem inalámbrico funciona con electricidad!, bueno, no trabajaré hoy por la noche, el blog puede esperar a mañana... no pasa nada...

De todas maneras me calentaré mi cena... mmm... el horno de microondas no funciona, ni modo, a cenar una fruta... ¿Y la media hora acostumbrada de TV con mi esposa como matrimonio estable? esta noche no podrá ser... 

¿Que raro que nadie haya llamado...?, hijoesú, el teléfono es inalámbrico y la base se conecta a la corriente eléctrica...

Pues ni modo, ahora si que ya me amolé... 

Tendré que lidiar conmigo mismo sin la tecnología ni las comodidades de la vida "moderna" ¿que puedo hacer conmigo mismo?, mi esposa ya se durmió y los niños parecen motorcitos bien afinaditos, como recien saliditos de la agencia, suspirando tranquilamente y descansando...

Y yo, como noctámbulo, vago por la casa con lámpara en mano, fingiendo una revisión de la casa a causa de las lluvias... Pero en realidad, a obscuras y sin ningún ruido, es angustiante ver mi dependencia a la tecnología.

El celular pita indicando que la pila ya se acabó... y yo sin poderme comunicar con el mundo, el decirle que existo y que en ese momento estoy aislado pero que existo...

¿Para eso nos servirá toda esta furia de comunicación? ¿para poder decirle a los demás que existimos? ¿que ahí estamos?, ¿aislados pero comunicados?, ¿que pertenecemos a un mundo globalizado?

Recuerdo la época en la que iba de campamento 6 días al el campo, sin celular, sin TV, sin radio, sin nada más que nuestra habilidad para pasar seis dias "aislados" de la civilización. 

Las noches eran muy divertidas, a ver quién contaba la historia más estúpida, o el mejor chiste, a veces a la luz de la fogata nos confesábamos, bueno, confesabamos quién nos gustaba o algo por el estílo. Inventábamos juegos, o nos molestabamos, pero al final del día, veíamos como nos la arreglábamos para divertirnos o entretenernos.  

Aprendimos a comunicarnos con señas, a chiflar o a dejar señales en los caminos para guiarnos. Y eso era todo lo que teníamos para comunicarnos. No sentía la angustia de la existencia a través de la tecnología... Yo soy el primero que digo a todo mundo: "No puedes no  estar en Facebook, ¡es básico!"

Y ahora, sin energía eléctrica me confronto con esta realidad, ¿existo para el otro a través del nextel, celular, laptop, facebook, Hi-5, blackberry, etc? o, por el contrario ¿me convierto en un desconocido si no tengo nada de estos dispositivos? ahora ¿la tecnología es existencia o existo independientemente de ellos?, ¿existo para quién? ¿para mí? ¿para el otro que sí está globalizado?.

¿puedo ser alguién para el otro si no uso ninguno de estos dispositivos?, ¿cuanto tiempo tardarían los demás en olvidarme si no uso ninguno de estos dispositivos? ¿Ahora la existencia depende de tu habilidad o capacidad para estar "conectado" con el mundo? ¿qué opinaría Kierkegaard en estos tiempos con respecto a los límites de la existencia humana?, y ¿Shakespeare cambiaría en Hamlet la duda existencial de: "to Be or not to be" por "on line or not on line"?...
 
Mejor me voy a dormir, este filosofar no se me da cuando la señal intermitente de "alerta" de mi perro electrónico (la alarma de la casa) no deja de pitar a consecuencia del corte de energía eléctrica...

2 comentarios:

Tere M dijo...

JAJAJAJA muy buena filosofía noctámbula. Pero tienes razón, somos dependientes de la electricidad a un grado tal que a veces ni nos imaginamos.

El Coss dijo...

Mientras leia tan interesante reflexión cotidiana no podía dejar de pansar en una perturbadora idea...¿que pasaría si los caracoles dependieran de la electricidad para existir? sería un caos, nuestra visión del tiempo se volvería catastrófica.