¿Donde comienzan las Nebaris?


Y el maestro Tanaka Shibui dijo:

 

La base del bonsái es el Sashi-eda, la rama principal. Esta rama no solamente es el sustento del árbol, sino también es su eje y su centro. Se encuentra enterrado en la tierra, y gracias a las nebaris (raíces) que están en las profundidades y alimentan al árbol, éste se puede elevar al cielo.

 

 

Si un árbol no tiene buena rama principal, no podrá elevarse al cielo, si tampoco tiene las raíces enterradas en la tierra, en la profundidad, tampoco se podrá elevar.

 

Las nebaris o raíces deben ser lo más sólidas y profundas posibles, existen dos posibilidades, que las raíces sean pocas pero muy gruesas y fuertes, o sean múltiples y con una infinidad de pequeños tubos conductores que alimentan al árbol desde la profundidad. Sin estas nebaris, los árboles no podrían sostenerse.

 

Observas esos árboles con formas retorcidas, que desafían a la gravedad, se inclinan sobre el vacío, y resisten grandes ventiscas, y siguen ahí, inmutables, sufridos pero inmutables. Si siguen ahí es por que sus raíces hacen todo para sostenerlo y mantenerlo alimentado.

 

Nosotros somos como los bonsáis, necesitamos raíces fuertes, que nos sostengan, que nos mantengan dentro de nuestro curso, sin importar la furia de la tempestad, al final, seguiremos de pie.

 

Las raíces son nuestro pasado, nuestros orígenes, nuestra esencia cultural, nuestra historia antigua que existió antes de nosotros y nos conformó. No existimos sin raíces, existimos gracias a las raíces. No podemos negarlas, no podemos despreciarlas, por que aunque se encuentren ocultas bajo tierra, son lo que nos sostienen y nos dan vida. Nos dan significado.

 

El bonsái no es solo el arte de diseñar y cuidar un árbol, es la capacidad que debemos tener de poder aprender de él, de escuchar lo que nos tiene que decir. Las raíces son lo más delicado de un bonsái, si éstas se dañan, el árbol completo se daña, se podrán caer las ramas, las hojas, trozar el tronco, y el árbol sobrevivir, pero si se dañan las raíces, el sustento, es muy difícil que el bonsái sobreviva por que es su principio.

 

Todas las especies experimentan el mismo fenómeno, entre mas se quieren elevar al cielo, mas profundo entierran sus raíces.

 

Así pues, el bonsái no es solamente un árbol hermoso, es mas bien el descubrir que un buen árbol comienza en las profundidades, con tierra buena, con agua abundante, con cuidado constante y sobre todo, con la paciencia que esto requiere.

 

No se por que te empecinas en olvidar tus raíces, en aparentar algo que no eres, o querer ser lo que no se es, es como que un Junípero quisiera aparentar ser un arce. De ahí que el bonsái tenga ocultas las raíces, donde nadie las ve, solamente él mismo sabe lo que es, a donde pertenece, de donde viene, solamente él sabe lo que siente en sus raíces y en su tierra, en sus profundidades.

 

Y ahí es donde radica su principio, su eje, su futuro. En su profundidad, en la base de su existencia.

 

El observar detenidamente las raíces puede decirte mucho de un bonsái y su futuro, podrás deducir su pasado y sus deficiencias. Entenderás que la paciencia es una virtud y que la observación que viene de ahí te arrojará luz sobre el destino que ya está escrito. Las raíces pues, son la base del árbol, la base de su existencia, al igual que la tuya.

 

Todos los seres vivos compartimos los mismos principios de vida, si observas las raíces de un bonsái y observas tus raíces, te darás cuenta que tienen mucha similitud, verás que tus raíces también están ocultas, pero se encuentran ahí sosteniendo lo que eres y lo que esperas ser.

 

Si no entiendes tus raíces, tus orígenes, no podrás saber que puedes ser, si no te observas en las profundidades, no sabrás de lo que eres capaz de hacer. Debes buscarte y encontrarte en el fondo, en tus raíces. Y ahí, descubrirás que puedes hacer, que puedes cambiar y que no. Descubrirás cual es tu naturaleza, tu esencia, tu principio, y verás que cuando surjas a la superficie, descubrirás que tienes una gran fuerza interna para crecer muy alto.

 

El bonsái es esto:

 

¿Puede existir un bonsái de raíces en el cielo?  

No hay comentarios: