Las princesas y los superhéroes, la nueva conformación de actitudes...








Es tan frecuente ver a niñas vestidas de "Cenicienta", "Blancanieves", "Campanita" que ya se ha vuelto una costumbre al igual que llamarle "princesa"a tu hija... (mea culpa)

Sin embargo, la pregunta que ronda en mi cabeza es la siguiente: ¿que repercusiones tendrá la conformación de esa actitud en mis hijas?, ¿qué pasará cuando crezcan?, ¿seguirán pensando que son princesas y que se merecen un principe azul?

Pero si a mi niño le digo que es un "campeón" igual que "Batman" y "Spiderman" y no es un principe sino la conformación de un superhéroe: rudo, fuerte y aventurero, entonces creo que estoy siendo inconsistente con la conformación de actitudes con mis hijos. 

El punto es el siguiente: Si por un lado, la idea de "principe" que culturalmente se disemina a través de las películas de Disney es aquella de un hombre elegante, guapo, estoico, y refinado que busca el "amor verdadero"  y por el otro, los superhéroes que se ven en las películas de Marvel son lúgubres, obscuros, sufridos, con doble personalidad y vida, o una identidad oculta, ¿no estaré conformando actitudes contrarias a lo que van a esperar en el futuro mis hijos?

¿Qué idea estoy conformando en la mente de mis hijas al ver a un principe romántico y elegante que servirá como parámetro para la busqueda posterior de pareja? ¿no determinarán sus expectativas la conformación de actitudes en edad temprana con estos estereotipos culturales?

¿estaré gestando un conflicto de indentidad a mi hijo al dejar que vea películas de superhéroes con una doble vida y doble personalidad, en donde una es laxa y hasta indefinida como Clark Kent o Peter Parker y otra es resuelta, decidida y osada como Superman o Spiderman?

¿No se contrapone la idea de "principe" con la de "Superhéroe"?, ¿no estaré preparándole el camino a mis hijos para el fracaso sentimental por conformar dos ideas erroneas a temprana edad?

¿Podrán ellos con mi ayuda traspasar esa barrera y ser ellos mismos encontrando su propia identidad a pesar de los estereotipos culturales?

Nietszche dice: Superhombre es aquél que logra trascender su propia humanidad a través de su voluntad... ¿Será así con mis hijos?

Más me vale que así sea...

1 comentario:

Alex Brozon dijo...

Que tal mi estimado.

Como alguien que desde que tiene uso de razón ha leído y continua disfrutando de comics de supehéroes e historias ficticias de guerras espaciales te puedo decir que no hay contradicción.

Por pronto en el caso de los niños los príncipes y superheroes se guían por un código de cierto respeto a sus semejantes. Por ejemplo: El lema de Spider-man es: "con gran poder conlleva una gran responsabilidad", Superman: "Verdad y justicia" (ya le quitaron lo de "American way"), X-Men: Defendiendo diferencias sociales. No creo que estos mensajes vayan en contra de un buen mensaje para un niño.

Sobre la doble identidad de los superheroes considero lo hacen simplemente para darle colorido o algo de tensión a las historia si los van a descubrir pero la justificación es que lo hacen para proteger a sus seres queridos de los malos, no tanto por ellos.

En cuanto a las niñas los roles han cambiado mucho en los últimos años pues hasta hace no mucho las mujeres no se defendían por si solas sino que tenían que esperar a que llegar su príncipe azul a salvarlas lo que las hacía carentes de iniciativa y voluntad propia que como dices se resalta mucho en películas de Disney. (De hecho si lees la 1a. aparición de Superman en 1938 lo primero que hace es salvar a una mujer de que sea golpeada por su esposo). Lo bueno es que esto a cambiado mucho desde una Princesa Lea que dirige una rebelión contra un imperio en Star Wars o recientemente en "Encantada" de Disney en que una princesa se da cuenta que debe tomar la iniciativa y no esperar al famoso príncipe.

Finalmente uno desde niño sabe que estás son historias de ficción por lo que recomiendo que confíes en la inteligencia y nobleza de tu hijos, los niños muchas veces son más inteligentes que los adultos al no estar tan cargados de prejuicios.

Considero que lo que deben hacer los padres es enseñarles que los verdaderos héroes son aquellos que disfrutan de quienes son, aman lo que hacen, enfrentan sus problemas, se levantan de sus caídas y saben reconocer cuando comenten errores. Así al final del día sabrán que merecen que los traten como príncipes.

Te mando un abrazo.