Lo que no me gusta de la mercadotecnia...


Aunque me dedique a eso...




La mejor definición que he escuchado de mercadotecnia es: "Conocer las necesidades rentables", esto es, saber "qué es lo que quiere la gente, que sea negocio", hasta ahí todo va bien. Los mercadólogos deben ser expertos en entendimiento del consumidor, técnicas de investigación y sobre todo en el proceso de comunicación, aunque muchos flaqueen en estos aspectos.

Ahora, es bien sabido que gracias a la publicidad y los patrocinios, la televisión se convirtió rápidamente en el medio de comunicación por excelencia, a través de este medio se dieron a conocer productos y servicios de forma masiva que de otra manera no se habrían podido conocer.

Sin embargo, también de esta forma, ha conformado y masificado actitudes y preferencias, así como comportamientos e intereses. ( a ver, ¿quién no quiere un IPhone?) en realidad muchisimos de los productos no han cambiado en su función básica para satisfacer una necesidad, lo que si es cierto es que lo que ha cambiado es la forma de presentarnos los productos.

¿Qué no me gusta de la mercadotecna?, que se olvida de su capacidad formativa, de su responsabilidad social con el público, su única función es "ganar" y "mantener" un espacio en las preferencias de la mente del consumidor, sea cual sea el producto o servicio. Aunque se trate de una causa social. 

La mercadotecnia y en específico la publicidad nos ha hecho reactivos ante el medio ambiente, en pos de la velocidad de respuesta hemos sacrificado nuestra capacidad crítica y de manejo de información. Ahora sabemos mucho más de todo, pero conocemos menos de las cosas debido a la gran cantidad de información que debemos manejar. 

Con tanta velocidad y tanta información se nos olvida nuestro principio básico de existencia: Vivir. 

Me parece genial que la mercadotecnia nos ayude a conocer más y a procesar más información en menos tiempo, me parece pésimo que carezca de un valor social profundo y humanista.

No hay comentarios: