Los tipos de matrimonio (1)

O el matrimonio tipo "Raspunzel"

A través de los años y con la convivencia de muchas parejas de amigos me he dado cuenta que existen diversos tipos de matrimonios dependiendo de la relación que tienen en pareja, debido a eso, decidí agruparlos y hacer una clasificación de ellos. Por lo cual aquí está el primer tipo: el matrimonio tipo "Raspunzel".

Había una vez una princesa que vivía en una torre inexpugnable, era una princesa, bella, etérea, inalcanzable. Él, un príncipe azul, elegante, gallardo, distinguido. 

Ella soñaba todos los días en que algún día llegaría un príncipe azul y la libraría de esa prisión en la que la bruja malvada la tenía retenida. Y sabía que la única manera de escapar era casándose.

Él,un día vio a la princesa y decidió luchar para liberarla de esa prisión, ella lloraba y lloraba su desgracia, lo único que quería es que su príncipe azul la tomara y la llevara lejos, muy lejos de ahí para ser feliz. 

Así que él subió a su caballo y cabalgó hasta ahí. Ella observaba como él lidiaba con todos esos "pretendientes" que se acercaban a la torre, luchaba ferozmente, encarnecidamente.

Con su triunfo, decidió escalar la fortaleza, ella esperaba enamorada su llegada para poder cumplir al fin su sueño. Él con toda la fuerza y decisión casi llega hasta la cima pero le falta un pequeño tramo alcanzarla. Ella le ayuda arrojando su cabello para que él enamorado y enredado en ese cabello sensual y atractivo, por fin pueda llegar hasta ella. 

La bruja se queda asombrada de la gallardía de ese caballero ya que es todo un príncipe azul para esa pequeña princesita. Así que el príncipe libera a la princesa de las garras de la Bruja malvada que se conforma con convertirse en su suegra. 

Así, por fin reunidos los enamorados después de haber luchado contra la bruja y los pretendientes malignos, y que han vivido toda una historia de amor, sellan esa promesa eterna con un beso de amor verdadero, ella vive por fin el sueño que había siempre soñado.

Por lo que vivieron por siempre felices... hasta que los alcanzó el tedio.

Al paso del tiempo y la llegada de la rutina, la bella princesa es presa de los primeros desencantos. Se siente engañada, alguien, -tal vez la bruja del reino del que proviene su esposo-, lo ha "hechizado" (como quien dice, su suegra). Algo le ha hecho, se lo han cambiado...

Busca desesperadamente el álbum de las fotos del pasado para comprobar si le han cambiado o hechizado al "príncipe azul". Pero en vez de encontrar a su príncipe azul, solamente encuentra a un plebeyo convertido en su esposo... ¿Acaso me hechizaron?, ¿acaso me pasó lo de Cenicienta III que tuvo un giro en el tiempo y en vez del príncipe me casé con un carretonero que antes era un gato?.

Voltea a ver a su caballero de la noble "figura" y solamente se encuentra a un engendro, simbiosis entre Sancho "Panza" y "Shrek". Aquél caballero noble en su corcel blanco y su traje azul, en realidad era un humano cualquiera montado en un "Burro" y una chamarrita celeste de terlenca. 

Y observando bien, así como que príncipe, príncipe, príncipe, no... tampoco de la realeza... ni siquiera noble (Mínimo marqués o conde), más bien con imagen similar al del conde de Chalpatlahua (Erasmo Catarino).

En ese momento comienza la frustración, la princesa se ha dado cuenta que este hombre la ha engañado y comienza a percatarse de su frustrante realidad: había soñado casarse con un "príncipe" y se acabó casando con "ese".

Él por su parte, no se queda atrás. Antes ella era una princesa altiva, inalcanzable en una fortaleza inexpugnable. Había una infinidad de pretendientes que aspiraban a su atención, y él se sentía el rey, el hombre más poderoso de la tierra. La princesa se había fijado en él.  

Pero ahora, esa princesa ya no tenía pretendientes, tampoco tenía ese aire de inalcanzable ni de deseable, había dejado de ser esa presea etérea, ya la había conquistado, ¿que más podía querer con ella? ¿qué más podía soñar al lado de esa persona que le había estimulado el deseo de luchar cuando ya la había conseguido?. Y así como que difícil, difícil, difícil, lo que se dice difícil, pues no fue tanto.

Ahora como hombre, ya no veía atractiva a su "princesa", la princesa había dejado de ser esa etérea hada para convertirse en la bruja que le gritaba todo el día lo poco que era, pues ya había dejado de ser ese caballero que ella se había imaginado, y ella, para él, cada día se parecía más a esa bruja a la que le había tenido que arrebatar en algún momento a la princesa (osea su suegra)...

Ella cada día se descuida más, para parecerse a la bruja maléfica y que el no tenga ganas ya de acercarse, y él con su "noble figura de Sancho Panza", tampoco hace nada por reconquistarla.

Así que la situación de pareja es tensa, ella lo desprecia cada que puede, evidencia lo "neanderthal" que es, le encanta mostrar sus errores para enaltecer su estatus de "Princesa" y mostrarlo a él demasiado pueril. 

Él por su parte, al ya no ser su "princesa" inalcanzable, probablemente busque otras "Princesas" que conquistar, aunque sean princesas "aztecas" o "moriscas". 

Es una pareja bipolar, ambos viven en mundos separados por un abismo de sueños y fantasías no realizados.

Por eso los cuentos de hadas siempre terminan cuando se casan...porque no quieren decir que sigue después, igual y echan a perder el sueño de casarse de las princesas...

1 comentario:

Adriana Gpe dijo...

El peor error que podemos cometer es justo eso... pensar que nuestra vida puede ser un cuento de hadas. Sin embargo creo que la razón de "La Pareja Bipolar" en la que "ambos viven en mundos separados por un abismo de sueños y fantasías" viene desde mucho antes de pensar si quiera en una relación, viene desde las historias y los diferentes mundos que nos inculcan nuestros padres desde niños, en la que las niñas sueñan con encontrar el príncipe azul de esos cuentos de hadas. Y cabe aquí la pregunta que hacías en un escrito anterior... realmente estaran los padres transmitiendo a sus hijos lo correcto al hacer referencia a las princesas y a los héroes de los cuentos??? o desde ahí estaremos inculcando el vivir en mundo distintos??? Saludos!!!