Manifiesto Literario



Manifiesto IDEAUNO


1.    Primum vivere, deinde philosophar (Primero vivir, después filosofar).

La filosofía o el pensamiento sin experiencia deja de ser aplicable a la vida diaria, de ahí que IDEAUNO sea algo producto de las reflexiones diarias, de las inquietudes cotidianas, del miedo a la existencia a la aceptación de nuestra propia humanidad sin elucubrar o perderse en dialécticas bizantinas.

La filosofía sin vida o producto de elucubraciones de diván o de biblioteca distan mucho de contribuir con la cotidianeidad, la filosofía se ha alejado de la gente común por ese afán de los filósofos de distinguirse del resto solo por su capacidad de pensamiento abstracto. Filosofía sin vida no es filosofía.

 

2.    Esse est deus: (Ser es dios)

IDEAUNO se aleja de la idea de dios como ser supremo producto de una infinidad de pensamientos humanos iterados a través del tiempo aceptados como dogma de fe sin poder ser cuestionados.

Por lo que las reflexiones se centran más en el encuentro del hombre con su propia voluntad y su deseo de existencia en el aquí y ahora producto de su razón y su experiencia. Por lo tanto, el concepto de dios va mas allá de un ser abstracto, es la concretitud del yo como producto de la evolución a través de la reflexión.

 

3.    Ex Umbra in Solem: (De la Sombra a la Luz)

Sin querer caer en las teorías darwinianas, la evolución de cada individuo depende de su voluntad para aproximarse a la luz, su propia luz, su iluminación o concepto de verdad. Esta verdad no puede ser relativa, debe ser producto de sus reflexiones humanas que pueden ser aplicables al otro. De ahí la necesidad de estar siempre a la búsqueda de la verdad, sin miramientos, sin detenimientos. De no ser conformista. (Según la parábola Budista: “Si encuentras a Buda, mátalo”)

 

4.    Sufficit diei malitia sua (Le basta a cada día su problema.)

 La vida se vive un día a la vez,  los problemas también. Por eso mismo es compromiso de IDEAUNO tratar en cada escrito una idea o concepto a la vez, una sola historia o un solo momento. Buscar sobre todo la simplicidad y la sencillez, la síntesis producto del análisis profundo pero contado, explicado o cuestionado de manera mundana y sencilla, accesible a todos.

 

5.    Mors certa, hora incerta, carpe diem (La muerte es cierta, su hora desconocida, vive el día).

La muerte como compañera inseparable de la vida que nos recuerda que somos efímeros, que no hay más allá, que todo está aquí, en nuestro hoy, en nuestra conciencia, lo que percibimos a través de los sentidos. Esa presencia de la muerte es la que nos hace estar conscientes, alertas, inquietos por mantenernos despiertos, atentos a la existencia del hoy, y sobre todo como motor de la creación, sea ésta, caduca o perenne.


6.    Age quod ages, finit coronat opus: (haz lo que haces, el fin corona los esfuerzos).

IDEAUNO está a favor de la creación producto del esfuerzo, de la constancia, de la voluntad y de la virtud, de la investigación ardua, y profunda, de la imparcialidad y creatividad pero sobre todo, de la simplicidad que esto pueda requerir. El hacer lo que se tiene que hacer, lo que se sabe hacer y lo que se quiere hacer en una triada conceptual para potencializar los resultados producto de esta interacción simbiótica y sinérgica.


7.    ¿Cui bono?, Do ut est  (¿A quién beneficia esto?, doy para que me des).

La creación debe ser benéfica tanto para el escritor como para el lector. El escritor drena, purifica y libera a los personajes e historias que le atormentan, es parir los significados, darle luz a esas historias que desean ser contadas. Por lo tanto, el lector también debe ser beneficiado con estas historias, dejarse llevar y seducir por ellas, vivirlas, disfrutarlas, y sobre todo, apreciarlas si es que éstas lo ameritan.

El escritor da historias, el lector las disfruta, mientras haya alguien interesado en leer esas historias, habrá escritor dispuesto a contarlas.

 

8.    Alea Jacta est, per aspera ad astra: (la suerte está hechada, a través de las dificultades hasta las estrellas.)

 IDEAUNO está a favor del esfuerzo y la voluntad, pero sobre todo al riesgo que implica la creación y la difusión de las palabras sin que estas estén sujetas al ego o a una pretensión económica, la creación pues es arrancarse un pedazo de alma y arrojarla al mundo sin preocuparse por las consecuencias.  

 

9.    Nulla dies sine linea, de nihilo nihilum (Ningún día sin una línea, de nada, nada ha de salir…)

La escritura es un ejercicio cotidiano consecuencia de la lectura frecuente, es un proceso cerrado de “autofeedback”, de la lectura surge la escritura como consecuencia de las ideas atribuladas en la mente, y es tanto lo que se escribe que se necesita más sustancia proveniente de los libros. Sin lectura es muy difícil la escritura pues carece de sustancia, de ahí que mi compromiso es leer diariamente y que los textos sean producto de las ideas de esa lectura.


10.                      Possunt quia posse videntur, nosce te ipsum (Pueden, porque creen poder, conócete a ti mismo)

 

La intención de crear IDEAUNO surge como inquietud por compartir el camino con los demás, no marcar un camino, ni siquiera sugerirlo. Creyendo firmemente que los logros son producto de la voluntad, el trabajo arduo y el talento  y no consecuencia de destino ni de compadrazgos.

Los logros son producto de la búsqueda del talento personal e individual y su potencialización a través del esfuerzo.

 

Estos son los 10 lineamientos o mandamientos que giran en torno al proyecto IDEAUNO.


ELo Rojas

No hay comentarios: