EL beso olvidado...





El tiempo se encarga de diluir el pasado, 
Se olvidan las cosas en mundos alternados, 
los labios se pierden en discursos fragmentados,
y un beso se arrastra para ser olvidado.

En sutiles silencios, en calmas ancestrales, 
los ojos cerrados, las manos temblantes.
Suspiro que deshace la calma del recuerdo, 
melancólicamente el erotismo disparado.

La suavidad, el tacto, el calor de un beso, 
La piel estremecida, el cuerpo resucitando,
No quiero la monotonía de un día tranquilo,
Sino el fuego que quema el vacío.

Ese pues es el beso olvidado, 
El que pintaba de azul las tardes ardientes,
robaba la razón, en los sueños deviniendo,
calmando las ansias, buscando deseos.

Si alguien recuerda entonces mis besos, 
Guárdelos pues como dulce tesoro.
Yo guardaré los mios y mis recuerdos,
para que no existan más besos olvidados.

No hay comentarios: