40 cosas que debiste haber hecho antes de los 40



1. Haberte comprado una brújula: para saber que no importaba hacia a donde te dirigías, siempre había algo que te marcaba un norte.

2. Haber tenido un hijo: así descubriste que en tu mundo existía algo más importante que tu.

3. Escalado una montaña: para que descubrieras que si te esforzabas y te lo proponías, siempre habrían cumbres que podrías alcanzar.

4. Impartido una conferencia, un curso o una plática: así recordarías la importancia de lo que dices y la influencia de tus palabras en los demás.

5. Leído al menos 3 libros de un mismo tema de diferentes autores: de esta manera aprendiste que existen diferentes puntos de vista para una misma verdad.

6. Haber ido a un templo distinto de tu religión: para que supieras que dios no es una costumbre, sino una actitud.

7. Nadado de noche en el mar: para conocer el placer de la incertidumbre.

8. Comprado una casa: para que siempre tuvieras un lugar a donde llegar.

9. Hurgado en tu pasado: Para cerrar los círculos que te frenaban y pudieras caminar más ligero.

10. Hecho un álbum de fotos “felices”: Para recordar que siempre has tenido momentos de felicidad y te animaron cuando estabas deprimido.

11. Comprado un sextante: para recordarte que todo debe tener una justa medida y proporción al momento de ver las estrellas.

12. Tenido un reloj de cuerda: Que te recordaba que tú decidías si eras esclavo del tiempo o no.

13. Adquirido una pareja: para compartir tu existencia, que te acompañe en tu camino.

14. Viajado a un lugar con una cultura totalmente distinta a la tuya: para aprender a ser humilde y entender que no posees la verdad.

15. Aprendido la diferencia entre comer bien y comer mucho.

16. Saber ahorrar para disfrutar pequeños placeres personales que solo tú debiste saber.

17. Escrito cartas a mano: por que así la gente que las recibía se sentía más próxima a ti y tu supiste la importancia y compromiso que implicaba el firmarla.

18. Aprendido la importancia de palabras como: triglicéridos, colesterol, insulina, etc. Para que pudieras tener una vida más saludable en el futuro.

19. Aprendido a escuchar los murmullos de la vida: la vida no gritó ni se apresuró, solamente murmuró cuando estabas dispuesto a escucharla.

20. Disfrutado del deporte para seguir manteniendo un cuerpo saludable.

21. Tenido y cuidado una planta: para descubrir que la vida se mantiene a través de pequeños detalles y cuidados, y que al final lo que importa es la belleza de la simplicidad.

22. Descubierto que la felicidad no siempre está en el pasado ni en el futuro sino en el presente.

23. Aprendido que la ecología no es un producto reciclable sino una actitud de vida.

24. Conocido el poder de una sonrisa, un abrazo, una mirada, una palabra.

25. Elaborado un plan de retiro y comenzar a conformarlo. Así sabrás que la vida no es solo trabajo.

26. Conseguido un par de amigos con los que puedes ser tú sin necesidad de aparentar nada, con los que puedes platicar de cualquier cosa y reírte de todo.

27. Ido de campamento y estar en contacto con la naturaleza para recordar tu origen y tu falibilidad.

28. Tenido un juego de velas, una buena botella de vino y un CD de jazz como “botiquín de primeros auxilios” con tu pareja. Cuando fue necesario curar alguna pequeña herida.

29. Comprado el auto con el que soñabas en la universidad, (un convertible, un clásico, etc) para saber que lo lograste, pero darte cuenta que su verdadero sentido era el sueño de alcanzarlo y no su posesión real.

30. Tenido una pluma fuente para recordar que la vida fluye al ritmo que debe fluir para hacer trazos significativos.

31. Tenido y acrecentado una egoteca que te recordaba tus éxitos y tus logros.

32. Aprendido a hacer fuego y disfrutar de los malvaviscos asados: para reencontrar la simplicidad de la vida y los pequeños detalles.

33. Vuelto a aprender a besar, bailar o cocinar: Para recordar que hay cosas que se olvidan, que requieren de aprenderse otra vez, o aprenderse por primera vez y que siempre es buen momento para hacerlo.

34. Hecho un “credo” conteniendo tus ideas, creencias, sueños y compromisos que hayan servido para forjar tu futuro y como referencia cuando dudabas de que camino seguir.

35. Conocido 5 personas interesantes, extrañas, diferentes o simplemente “raras” que te abrieron las perspectivas y tu visión del mundo por sus posturas radicales o alternativas que tú ni te imaginabas.

36. Tenido una aventura extrema que te recuerde la importancia y el valor de tu vida y vuelto a sentirte vivo una vez más.

37. Bailado en la lluvia: que hizo que te sintieras feliz y como un niño otra vez.

38. Comenzado un negocio social: así sabrías el potencial que tienes de transformar tu esfuerzo en utilidad para el bien común.

39. Estudiado algo que te hiciera feliz, no para ganar más dinero, sino por el simple hecho de saber más sobre lo que a ti te gusta o te llena el espíritu.

40. Leído o aprendido sobre la historia de tu país, que te sirvió como base para haber sido un agente de cambio social en tu comunidad.

2 comentarios:

Servando dijo...

Tengo 36 y he hecho la mayoria, lo del hijo me falta, estoy por casarme, escale una montaña, viaje, en fin, haré lo posible tengo tiempo aún.

Saludos

azulblue dijo...

Qué bonito es lo bonito...quisiera escribirte lo que pienso pero mejor te lo digo después. Que tengas muuuuuuy buena semana. YOp.