Sobre un año de vida...


Un año cumple ya IdeaUno...




No ha sido fácil el adquirir un compromiso de escritura semanal, a veces la musa llega, otras veces hay que acudir en su búsqueda, obligarla a salir, a que dicte algo para ser contado.

Un año de muchas emociones, el alcanzar las 100 entradas, las 5,000 visitas. Ver que el proyecto de publicación abierta ha tomado forma y que el miedo inicial por publicar poco a poco se va diluyendo.

Este medio electrónico se ha convertido en el virtual libro que siempre había querido publicar, el primero fué más facil. El recolectar los escritos, seleccionarlos y ordenarlos para luego imprimirlos y hacer esa presentación del libro de hace 13 años un 16 de diciembre de 1996.

Ahora la publicación se ha convertido en un hábito, en un deseo permanente de no dejar de escribir, de buscar esas historias que animan a seguir, a ser leídas. La presentación se ha dejado atrás, el papel ahora no existe ni existe el evento, ya no existe el proceso de edición, el blog se ha convertido en el editor inmediato, sin censura, sin modificación ni correción de estilo. Surgen las ideas y las historias, y son contadas como aparecen publicadas, apenas con una escueta revisión de ortografía, y correción de sintaxis.

Pero aquí están las palabras como surgen, como son pensadas, de manera inmediata. Tal vez las historias se fraguan de camino al trabajo, algunas en noches de vela, o al fumar una pipa. Otras veces se entremezcla la realidad con la fantasía. No sabría decir que parte de las historias son realidad y que partes son fantasía. A veces historias escuchadas por ahí, otras soñadas, añoradas, olvidadas, unas más vividas.

Pero hoy IdeaUno cumple un año, hace apenas un año decidí por accidente, formar un blog, ¿por qué IdeaUno? Por que tenía varias ideas de blogs para escribir, tenía la idea de que se llamara "ideaetica" pero el dominio ya estaba registrado, así que se me ocurrió que si tenía tantas ideas debía comenzar con una, y así surge el nombre.

Como buen mercadologo debía encontrar un nombre pegajoso y rápido de recordar, quizás no fue el nombre más afortunado, quizás estaba experimentando y esa experimentación se convirtió en ese proyecto que hoy cumple un año.

Junto con este blog han surgido tres más: "Reflexiones del Bonsai", "Blogofacto" y "antimarketing". Que, por cuestiones de "segmentación de intereses" formé para poder diferenciar los temas de lo escrito.

Reflexiones del Bonsai están bajo el nombre de Elo Rojas, Blogofacto bajo el pseudónimo de Federico Laffitte. Un blog sobre visiones críticas de la posmodernidad y su visión plástica.

La idea de usar pseudónimos posee una doble intención: primero, ayudarme a mí a definir el estilo de la escritura y del tema, dependiendo el ámbito al que se adscribe, segundo, ayudar al lector a diferenciar entre un tema y el otro como si de varios autores se tratara. Elo Rojas me gustó como la parte artístico-literaria, seguía siendo mi nombre, pero con una contracción fácil de recordar, al menos mejor que Enrique López.

Federico Lafitte para Blogofacto surge en una disertación alrededor de una botella de vino, Federico en honor a Nietzsche y Lafitte por la región de Lafitte haciendo alusión al vino mismo como una de las grandes regiones de Francia. Tal vez la composición eufónica del pseudónimo permite aludir y reforzar su carácter crítico-plástico que buscaba en Blogofacto.

Andrés Jofre para el blog de Antimercadotecnia, Un blog poco afortunado por mi falta de tiempo y de atención para escribir artículos críticos sobre la mercadotecnia. Un blog sufrido y sobre todo olvidado. Una cruz que cargo por no dedicarle el tiempo requerido. Como bien dijo mi amiga Tania Rendón, "Una forma de tener un pseudónimo es tomar el nombre de la calle en donde vives", así, Jofre por el nombre de la calle en la que vivo, Andrés por que, nuevamente, de forma eufónica combina para realizar un nombre más atractivo y creíble para el blog.

Además de estos blogs está la columna semanal de Páginacero. Una página de caracter abierto que busca ser una referencia primero para Querétaro y luego para México. Me sorprendió cuando me invitaron a escribir en Páginacero. Compartir espacio con Denisse Dresser, una página abierta y con todo un proyecto de comunicación atrás. Me gustó que cada semana me pidan la columna si estoy atrasado, y sobre todo, darme la libertad de poder escribir sobre lo que quiera. He escrito sobre política y sobre educación principalmente.

Quizás mi proyecto inicial de IdeaUno ha tomado poco a poco más importancia, al menos para mí, al menos para lo que hago.

Así pues querido lector, este es mi proyecto liberario: IdeaUno, un blog de historias, anécdotas, historias experimentales, poesí-aveces, y cuentos. Reflexiones del Bonsai, con vinculaciones entre la filosofía Zen y la vida cotidiana, Blogofacto, el blog de crítica plástica y propuesta visual, Pipas Elo, el espacio de presentación y comercialización de mis pipas hechas a mano, Antimercadotecnia, el espacio para la crítica de los artilugios y secretos de la mercadotecnia, y la columna de Páginacero donde se tratan cuestiones sociales.

Espero pues que este espacio literario siga creciendo y que tenga un nuevo rumbo cada vez más con nuevas propuestas o historias que contar.

Gracias por acompañarme en este camino y en este año de vida.

Seguiremos pues por el camino de las letas pues aparentemente no lo hacemos tan mal...








1 comentario:

Tislim dijo...

MIL FELICIDADES!!!!
CON TODO MI CARIÑO