Las historias olvidadas...


Todo mundo cree que el escribir se le da a unas personas y a otras no, algo así como un don que se tiene o se trae. La realidad es que no es así, la escritura es un ejercicio constante, una actividad perpetua, como un músculo que necesita ser ejercitado de manera constante y sistemática para que tenga fortaleza, velocidad y dimensión.

También se cree que uno siempre sabe lo que va a escribir y se escribe de manera sencilla e instantánea. Sin embargo, en el camino quedan esparcidas muchas historias que no se concretan, que no convencen o no se conforman, quizás alguna no se termina por que te interrumpen o simple y sencillamente la musa se va airosa en ese momento.


Así pues, como un tributo a esas historias y textos que nunca fueron, los publico para darles esa oportunidad que no tuvieron, son fragmentos aislados de historias sin terminar, laceradas y mutiladas, arrastrándose en el mar de las palabras tratando de expresar alguna idea final. Comenzamos pues:



La soledad:

Deambulando por la melancolía, paseando a mi perro llamado silencio que se apretuja a mi pierna como no queriéndome dejar me encuentro con mi amiga la soledad. Hace tanto tiempo que no la veo. Que no se nada de ella ni de su pasado.

Hace tanto tiempo que la extraño, que quisiera saber de ella. ¿Qué ha sido de su vida? ¿en donde ha estado?, ¿a caso ha encontrado un nuevo amor?, ¿ya incita a alguien más a escribir palabras silenciosas?

¿Acaso ya arranca otras pasiones distintas a las mias? quisiera perderme en sus ojos negros, sentir nuevamente sus caricias, que me tome de las manos, y me lleve a pasear con su paso candente, ligero, pequeño y apresurado.

Sentir ese vacío, esa desesperanza, esa necesidad de un instante de vida en donde las cosas cobran sentido y comienzan a hablar los lenguajes olvidados.

Quisiera olvidarme del tiempo, del futuro y del pasado y ver el momento, el ahora, dejarme llevar por los sonidos latentes, los rios borbollantes de sensaciones que alimenten mis sentidos.

Tengo ganas de preguntarle por qué se fué, o por lo menos decirle por que no la busqué. Tal vez acepte mis disculpas, mis explicaciones, talvez no quiera saber ya nada de mi ni de mis inquietudes.

Pero si me acepta, quisiera volverla a ver dormir placidamente a mi lado…

------------------------------------------------------------

Las 10 vidas que me hubiera gustado vivir…

Con tanto tiempo, con tan poco tiempo, esta vida discurre e incita a soñar con mil posibilidades, con mil vidas por vivir y por existir, aquí, como ejercicio actancial, propongo las 10 vidas, a parte de la mia, que me hubiera gustado vivir.


1. Vago Global: viajar por el mundo de raid, quedarme en donde la noche me atrapara sin raices, ni fronteras, sin destino ni rumbo fijo. dejándome llevar por los caminos de la vida conociendo de primera mano el mundo sin que las personas ni los libros me lo describieran y poderlo sentir directamente.

2. Prostituto de la clase alta: vivir del erotismo, de la sensualidad, de los placeres carnales cumpliendo los sueños de mujeres que pagaran bien por disfrutar un poco de placer.

3. Papá de tiempo completo: Poder estar todo el tiempo con mis hijos sin preocuparme por ir a la oficina, ni de los gastos, ver cada gesto y cada movimiento de mis hijos, cada milímetro crecido, cada nueva célula formada y ser ese guía hasta que pudieran volar solos, pero estar siempre con ellos.

4. Misionero de paz: viajar a las comunidades más olvidadas, y ayudar con mis manos la construcción de algo que pudiera servir para mejorar su entorno, quizás una escuela o una pequeña presa para dotarles de agua y no preocuparme por que me pagaran, tampoco preocuparme de que vivir.

5. Bohemio empedernido: vivir de café en café, de bar en bar con guitarra al hombro y cabello largo, cantar y disfrutar de las emociones de la gente, vivir de la música, la poesía y la literatura, discurrir dias enteros sobre la filosofía, la cultura y la nada.

6.

------------------------------------------------------------


Historia de un zapato:

Deambulando en uno de los paseos nocturnos por la calle, distraídamente al voltear hacia un terreno baldío, encontré un zapato viejo arrumbado y plagado de olvido.

Ese zapato pertenecía a Raul, un albañil de una obra cercana. Raul había comenzado a trabajar en esa obra hacía ya un poco más de tres meses como ayudante de obra. Tenía mucha necesidad de trabajar para mantener a su nueva familia. Fátima acababa de nacer y Reina

------------------------------------------------------------



Lo que no me gusta de ser mexicano:

1. Que carecemos de memoria histórica, así, podemos volver a votar por los mismos sistemas políticos una y otra vez, al fin y al cabo, ya se nos olvidó lo que sucedió ayer...


2. Que somos simpatizantes más no militantes, nos gusta aprender de lo superficial y lo que esté de moda, algo así como Fenshui es un libro de energía, Kamasutra un libro de posiciones y Dalai es un relajante...


3. Que un buen partido de futbol, un desenlace de telenovela o un buen chisme de la farándula nos une y nos da tema de conversación para integrarnos y socializar.


4. Que casi siempre nos gusta aprender de "oidas", todo lo sabemos por que lo oímos, no leemos, investigamos, verificamos o dudamos de lo que nos dicen.


5. Que la mayoría de los mexicanos trabajadores siempre son los que se van de mojados y aquí se quedan los flojos, ¿a caso tendrá algo que ver con las oportunidades de este país?


6. Que cualquiera puede ser líder de opinión, solo basta tener suficiente cobertura en los medios para volverse un vocero, así, tenemos de intelectuales a Niurka, Cuahutemoc Blanco, Aline, Gloria Trevi, Norberto Rivera, Lucero, La Bracamontes, Diana Bracho, el Fabiruchis, Paty Chapoy, Facundo y Jordi Rosado...


7. Que la mejor manera de ser alguien es con dinero y con influencias.


8. Que no nos damos cuenta de que el enemigo a vencer somos nosotros mismos y nuestra propia autopercepción.


9. Que nos encanta quejarnos pero no somos capaces de pasar a la acción aduciendo que las cosas nunca cambiarán y que siempre han sido así.


10.


------------------------------------------------------




Lo que no me gusta de la navidad…

Ya comienzan las fiestas decembrinas, se coloca la parafernalia navideña y el ambiente cambia en este fin de año, pero no todo es alegría y felicidad, está el Grinch que debe pues decir que hay cosas que no le gustan, este año me toca a mi y dice así:


1. No me gusta que se tome de pretexto la navidad para ponerse hasta atrás de borracho con el pretexto de que es el maratón Lupe-Reyes. La idea es festejar no alcoholizarse.


2. No me gustan las compras de pánico, compulsivas, hilarantes, como si fuera un carnaval en donde es permitido el exceso en el gasto de recursos que no se tienen o que se planean tener en el futuro, ya sea a 3, 6, 12 o 18 meses sin intereses, ¿gastar dinero a futuro? ¿cómo sabes que lo tendrás después?


3. Que cada vez más se pierda la idea de las pastorelas y de los villancicos y solo nos centremos en Santa Claus... que por cierto, ¿por que es Santa? ¿no debería ser Santo?, ¿dualidad?


4. No me gustan las campañas agresivas de publicidad que se obsesionan por que les compres todo, que gastes todos tus recursos, tus sueños y tus ingresos en productos materiales y fugaces.


5. Odio los comerciales de juguetes absurdos, agresivos o aburridos, digo, ¿un dinosaurio que arroja agua cuando le tocas la frente? ¿cuanto te puede divertir eso?. Ya no hacen los juguetes como antes, simples, inmoviles que te exigian el uso de la imaginación para que cobraran vida. Tu armabas las historias que querías, las aventuras eran tuyas, y no unos "frames" de computadora que ya vienen precargados y no estimulan más que el deseo de competir.


6. Extraño los rituales familiares de antes, los rezos y el encendido cada semana de una vela en la corona de adviento, y alrededor toda mi familia, la simple idea de estar juntos y de compartir era más que suficiente y no estar preocupados por los "precios" de los regalos que damos o nos dan.


7. Odio escuchar que la navidad se ha convertido en un evento familiar y Santa Claus se ha adueñado de un rito religioso, la idea de la natividad es celebrar, de acuerdo al rito cristiano, el nacimiento de su profeta ( hijo de dios como quieran). Y no la cena familiar y la llegada de Santa Claus.


8. Extraño los nacimientos con luces y colores, con fuentes, trenecitos, pastores, reyes magos, regalos y el permanente y obsesivo trino de un pajarito electrónico, ya no hay de esos que formaban parte de la cultura mexicana.


9.


_________________________________________


La abuela ha muerto…

La abuela ha muerto, y con ella se olvida un gran amor. Ahora regresando del sepelio ya se puede saber la verdad, se puede reconocer que actuó conforme a la ley del amor y de la pasión de acuerdo a su propia humanidad.

La abuela vivió de acuerdo a sus sentimientos y sus impulsos, no se limitó a pensar solamente las cosas, dejó que todo fluyera de acuerdo a su vida y a sus sueños y ahora yace ahí en su ultima morada aun con su sonrisa en el rostro y su alma descansa tranquila. Tranquila por que vivió su vida al máximo, tranquila por que nada ni nadie rigió sus deseos, ni tampoco permitió que las apariencias le dictaran sus designios.

___________________________________________-

El enterrador:

Javier estaba harto de ver la depresión de Mauricio – su hijo-. Esa autodestrucción y apatía por la vida. El rompimiento de su relación con Carolina no había acentuado mas que lo que ya venia presentándose anteriormente.

La familia de Javier era una familia estable. casado con Casandra hace mas de 28 años habían luchado por obtener una posición estable y sólida económicamente y sobre todo que juntos habían construido una familia de 4 hijos: Luciano, Mauricio, Karem y Valentina, la mas pequeña.

Javier era director en un corporativo que se dedicaba a la importación de artículos perecederos y los últimos 5 años había comenzado a disfrutar de la estabilidad económica después de mucho esfuerzo. A veces se culpaba del poco tiempo que le dedicaba a sus hijos, pero lo compensaba con el bienestar económico que les podía otorgar. Además, sabía que el trabajo de Casandra como madre y esposa era mas que excelente y sabía que su matrimonio era sólido y estable. Por eso no entendia a Mauricio y su depresión. Habían visitado a varios neurólogos buscando si su afección era biológica pero los resultados mostraban que se trataba de un estado anímico mas que desbalance bioquímico.

Javier había buscado alternativas para animar a Mauricio: lo había enviado de viaje sin resultado, con mucho esfuerzo le habia comprado un auto deportivo pero poca emoción pudo despertar en Mauricio, habia buscado pasar mas tiempo con el y dejado de hacer su actividad favorita – el golf- para acercarse mas a el y pasar tiempo juntos. Pero parecia que nada lo estimulaba, con nada reaccionaba...

A veces se peleaba con sus hermanos, discutia y se tornaba agresivo, a veces esquivo y huraño, no lo entendía. Sentia que se arrojaba a defender causas extrañas y perdidas, no entendia sus actitudes y sus encierros por mas que buscaba acercarse a él.

Mauricio habia comenzado a presentar síntomas de depresión desde que tenía 17 años y se sentia desesperanzado, aburrido, sin encontrarle sentido a la vida. La lentitud de las cosas y su desesperanza se conformaban como razgos de su personalidad. Sentia que todo lo que hacia no tenia sentido ni un propósito determinado, que su vida carecia de sentido. Una de sus principales angustias era la muerte, y ante esta realidad inmutable sentia que todo propósito para resistirse a su magnificencia era infructuosa.

Le preocupaba su trascendencia, y su corta vida para poder hacer algo con sentido, veia los dias pasar desde su cama, arropado y cubierto con sus cobijas como una coraza, no se bañaba y sentia que cada capa de mugre afianzaba su coraza interna que lo protegia de si mismo y las cobijas como coraza que le protegían de las agresiones externas. Le molestaba la luz, el brillo del sol le parecia vacío y las risas externas las sentia como martillazos de la realidad que se contiene a si misma.

Eventualmente cuando salía lo hacía vestido de negro, no por que quisiera manifestarse en contra del mundo y mostrar su condicion de deprimido, sino por que el negro le recordaba la muerte y vestia de luto ante la inminente muerte de si mismo y de su conciencia.

Cuando iba a la escuela, veia a sus compañeros desde una optica distinta, los veia vacios y superfluos, que solamente querían rendirle culto a la imagen y satisfacer sus necesidades de reproducción, sentia el vacio de sus vidas, y les cuestionaba su vacuidad, ellos respondian que mejor vacios que aburridos y depresivos como él. Y seguia sin entender por que existia y cual era su propósito. Y esto le generaba una gran desesperanza al no entenderse a si mismo ni a los demás.

Queria a su familia, pero a veces sentia que estarían mejor sin él, sin sus angustias ni sus depresiones. No le gustaba sentirse así pero no podia obviar lo que su propia naturaleza le demandaba... Una explicación ante su existencia y ante su propósito en la vida. A veces pensaba que su propósito era hacer pensar y reaccionar a la gente, sin embargo cuando cuestionaba a la gente y la hacía confrontarse con su realidad se asombraba de las reacciones de los demás, pues se convertían en seres esquivos, agresivos y evasivos. No les gustaba ver la realidad que él les mostraba. Y esto le generaba mayor desilusion, después de intentar tener un propósito éste se desvanecía por la misma evasión de los demás.

Últimamente su papá se había acercado mas a el, pero no habia servido de mucho, su papá no entendia lo que sentia, no entendia su lógica por mas que haya querido explicarle, es mas, ni el mismo se entendia a ciencia cierta. Solo sentia la desesperanza y una angustiante angustia. Los regalos de su papá del viaje y del auto no le parecia un genuino esfuerzo de su papá por acercarse y entenderlo, sentía mas bien que era un esfuerzo por comprar sus ideas, por minimizar sus conflictos existenciales.

La relación con Carolina había mejorado su humor, sentia que por fin habia encontrado alguien que compartiera sus inquietudes y que además lo tomara sin tanta seriedad, le había hecho reir y burlarse de algunas cosas que consideraba en extremo serias. Era una chica muy agradable y dinámica y sobre todo con ganas de estar con él, empezaba a ver las cosas desde otra óptica y parecía que ella le daba un nuevo sentido a su vida y a sus propósitos. Sin embargo, al cabo de los meses, Carolina terminó la universidad y decidió estudiar una maestria en el extranjero. Habia obtrenido una beca que le había costado mucho tiempo y esfuerzo, y que ahora representaba una gran oportunidad para ella. Así que no tuvo mas remedio que aceptarla y separarse de Mauricio.

Entre ambos decidieron que era lo mejor, ella tenia que irse sin ningun compromiso para poder aprovechar al máximo la experiencia de internacionalización y él tendría que aprender a vivir solo otra vez sin la energia que le inyectaba Carolina. Una verdadera pena y una separación desgarradora para Mauricio.

Asi que decidió esperar, ver los dias pasar lentamente, en su cueva, desde su bastión de la depresión, desde su guarida... esperando a que pasaran los dos años rapidamente para ver si Carolina regresaba y le volvia a infdundir animos a su existencia...

Javier no pudo mas... entró en el cuarto de Mauricio, quitó las cobijas del cuerpo de Mauricio y lo levantó del brazo bruscamente, ayudado por Luciano lo metieron a la fuerza en la camioneta de la familia, Javier arrancó el auto y dejó azorado a Luciano cuando intentó subirse al auto y arrancó dejándolo en la banqueta,

Luciano solo vió como el auto se alejaba velozmente con Mauricio y su papá adentro, no sabia a donde iban, pero un escaolfrio le recorrió el cuerpo. Apenas reaccionaba ante lo que había sucedido segundos antes, Javier había entrado intempestivamente a su cuarto y le habia pedido que le ayudara a subir a Mauricio al auto, costara lo que costara, le habia dicho casi como una sentencia que si Mauricio queria terminar con su vida que él le ayudaría para que acabara de una vez. Recibió la orden de Javier con un tono gélido y autoritario como nunca lo habia tenido, y el obedeció como si hubiera sido impelido por un resorte.

Ahora que veía que la camioneta había desaparecido, sintió terror al recordar las palabras de su papá al hablar de terminar con la vida de su hermano, y no sabía que le iba a decir a su mamá cuando se enterara y le comentara lo que vió y lo que le dijo su papá...

Javier, ….

---------------------------------------


Estas son pues, algunas de las historias que no fueron, que se quedaron en el tintero y no fructificaron, algunas por abandono de la musa, otros por ser demasiado politizados y tendenciosos, otros mas por que simple y sencillamente no me convenció su carácter y su forma de ser para ser concluidos en su totalidad… Aquí están estos retazos de historias sin terminar…

No hay comentarios: