El viajero...

- No me gustan tus zapatos.



- Disculpa, es que después de tanto caminar se me han gastado.



- Entiendo, ¿dices entonces que vienes de lejos?



- Así es, un camino largo y penoso pero por fin estoy aquí.



- Y bien, ¿a qué veniste?



- No lo se bien, he caminado tanto que ya no se a que vine. Me he olvidado en el camino hasta acá.



- Bueno, pues entonces ya estás aquí, tu búsqueda ha terminado.



- Supongo que si ya no tengo a donde ir, es por que ya llegué.



- Si, puedes estar tranquilo y descansar. ¿quieres sentarte?



- Creo que si. Tengo entumecidas las piernas. Hace tanto tiempo que camino que parece ser que perdí la cuenta de los dias y los años.



- No te preocupes, has llegado a un lugar seguro, aquí no pasa nada. Nada pasa. Estás bien y a salvo.



- ¿Acaso venía huyendo de algo?



- ¿Venías? no lo se. Lo único que se es que llegaste sin avisar.



- ¿Entonces no me esperabas?



- Realmente no, de pronto entraste y apareciste aquí.



- ¿de que dirección venía?



-No lo se, cuando llegaste yo estaba volteado, me sorprendiste con tu llegada.



- Bueno, supongo que si llegué hasta aquí es por que es el lugar en donde debería estar, y ¿quién eres tu?.



- No soy nadie, bueno, en realidad soy alguien, pero...hace tanto tiempo que nadie viene y no hablo con nadie que parece ser que he olvidado quien soy. ¿por que mejor no me platicas de donde vienes?



- Este, no lo se, no recuerdo. Al parecer vengo de muy lejos, los pies me duelen, me duele el alma. ¿te puede doler el alma?



- Si, yo digo que si. En realidad yo estoy aquí por que estoy huyendo de la realidad, me dolía tanto el alma que mejor me vine a este lugar.



- ¿y aquí no te duele el alma?



- Si, pero como aquí todo es desconocido y cambiante pues he olvidado por que me dolía. Me acostumbré a su dolor, aunque ahora con el olvido ya no me duele. Aunque a veces cuando me despierto y desdoblo mi alma me duele un poco. Como si se resintiera de los sueños y los recuerdos. Yo la consuelo, le digo que en este lugar olvidado ya nada le puede hacer daño, que está bien, que el dolor es pasajero. Luego se despierta, se estira y se pega nuevamente a mi cuerpo, es como si fuera un pegoste. Quisiera que no se zafara. Me acordé de la historia de Peter pan que Wendy le cose la sombra a los pies para que no vuelva a huir. Yo tengo que usar ligas para que el alma no se me despegue y se vaya a vagar por ahí... Luego, a veces, regresa medio dolida, llorando desconsolada. Yo le digo que no llore, que nada vale la pena. Pero se empecina en sufrir. Por eso mejor no dejo que mi alma salga sin mi, es muy sensible. ¿y tu alma está contigo o se perdió y la estás buscando?



- Quizás por eso vine caminando hasta acá, será acaso que la seguí hasta este lugar. ¿cómo es?, ¿es como una luz brillante?.



- Bueno, no se como es tu alma, la mia es sombría y triste, es como un fantasma que se arrastra penosamente. Antes era brillante, reluciente e inquieta pero algo la apagó. no recuerdo qué, por que a eso vine a este lugar, a olvidar, pero con el olvido vino la pérdida del brillo y transparencia. Ahora es opaca, y diáfana. A veces creo que está demente. Por las noches se despierta agobiada, sobresaltada y se asoma a la ventana a observar el cielo, yo trato de dormirme pero ella insiste en estar triste. Hasta que me harta y comienzo a cantarle, con eso se arulla y se vuelve a dormir. Se pega a mi cuerpo y poco a poco vuelve a tranquilizarse. A veces se despierta contenta, me inhunda de esa emoción por la vida, por hacer grandes cosas, pero la mayoría de las veces, es apesumbrada y aburrida, luego no se que hacer con ella. A veces quisiera que fuera más como un espíritu: inspiradora, arrebatada y apasionada, pero el alma que me tocó es esta. Está medio percudida y arrugada de tanto abrazarla, pero es la que tengo... ¿No recuerdas nada de cómo es la tuya?.



- Bueno, la mia no se como sea, quizás ese sea el problema, vengo siguiendo algo que desconozco. de hecho no se si vine siguiendo mi alma y ésta me trajo hasta acá... igual y si veo la tuya me acuerdo de como es la mía...



- No se si esté bien el mostrártela. Es demasiado tímida y solitaria. ¿estas seguro que no traes la tuya pegada? digo, la mia siempre está conmigo, ¿por que se escaparía la tuya?



- No lo se, igual y estaba buscando también el olvido igual que la tuya. ¿cómo se llama este lugar?



- No lo se, no he visto a nadie aquí. Estoy solo desde que llegúe y tu eres la primer persona con la que hablo... hablo... con la que... con... ¿dónde estoy?... ¿dónde estás alma?...



El psiquiatra terminó de garabatear su diagnóstico: Paranoico-esquizofrénico...



Se levantó de la silla enfrente del cubículo aislado en donde estaba el paciente y se acercó a la puerta, de pronto recordó que había olvidado algo, se regresó y hurgó entre las ropas del paciente hasta que encontró algo.

Tomó el alma del paciente de una punta y la arrastró lentamente -sin que nadie se diera cuenta- hasta la puerta para llevarla a la otra habitación. Ahí la dobló y escondió en una caja fuerte, lejos y separada del paciente.



- Así, sin alma, pronto encontrará la paz, las almas solo desestabilizan e inquietan a los pacientes... Son malas consejeras...

La cripta...

El tiempo se detuvo.


Las cosas dejaron de moverse y de fluir.


Parecía que todo se había comprimido en una imagen como las que detienen las cámaras fotográficas que logran perpetuar un instante y entre más se aleja ese instante del presente más intenso es el vínculo emocional.


Ese vínculo melancólico y de añoranza por el pasado.


Ese instante se congeló y se convirtió en perpetuidad.


Había acudido, junto con mi padre, a la cripta familiar. Era una cripta pintada de color blanco. Las paredes mostraban signos de humedad y del paso del tiempo. Las telarañas en el techo. El crujido de la puerta al abrirse lentamente y ese aroma rancio lleno de olvido.


Luego, abría las ventanas para que un halo de vida se colara por ahí y pudiéramos ver. Se percibía en las paredas las lápidas con una inscripción que decía un nombre y dos fechas. Luego, se acompañaban de palabras como: "perpetuidad. ", "en recuerdo de sus preciados hijos". "Descanse en paz".


Me ponía a quitar las flores marchitas de todos los floreros al lado de una mesa de piedra en donde había una imagen religiosa. Algunas flores más recientes que otras. Pero al fin y al cabo, marchitas.


Mi padre luego me pedía que me hiciera a un lado, y del piso levantaba dos pesadas puertas a manera de entrada al fondo de la crípta. Parecía un pasadizo secreto. La puerta de entrada al más allá.


Subía ese aroma a rancio, guardado, recuerdos, olvidos y silencios. El crujir de las puertas al abrirse y el golpeteo de las aldabas al abrirse las puertas aún resuenan en mi memoria. Mi padre tomaba una pequeña escalera de detrás de la puerta y la colocaba al borde de la entrada para poder bajar.


Ahí estaba mi abuela enterrada.


Bajaba junto con mi padre a ese lugar sombrío, frio y húmedo.


Para mi era como un desafío a los vivos, un reto a los muertos. Acceder a ese portal del más allá. No se si mi padre lo percibía así. Pero él iba a ver a su madre.


Mi padre tomaba una escoba y barría el polvo que se había acumulado en el piso. Luego tomaba el recogedor y quitaba toda la tierra que había quedado. Sacaba el recogedor por las escaleras y lo iba a tirar fuera de la cripta. Yo mientras tanto me quedaba solo con mis raices y mis ancestros.


A veces limpiaba los floreros, otras veces bajaba algunas piedras y las acomodaba en el piso imaginando que las ofrendaba a mis familiares que yacían ahí. Especialmente a mi abuela.



-¿Papá?


- Dime Pacolin. (Así me llamaba mi padre)


-¿Que significa "perpetuidad"?


- Que es para siempre... Que perpetuamente estaremos en deuda con ellos y con nuestras raíces.


.............................................................


-¿Papá?


- Dime hijo.


- ¿quiere decir entonces que estas personas estarán aquí por siempre?, ¿perpetuamente?


- Bueno, están y no están, aquí están sus cuerpos pero su mente o su espíritu está con nosotros siempre, solo hay que pensar en ellos y volverán.


- ¿como si fueran fantasmas?


- Jajaja... no hijo, como nuestras raíces, tu eres parte de ese pasado, eres consecuencia de todos ellos, no partiste de cero, sino que eres la consecuencia y ellos son el orígen, en algún momento de nuestro linaje alguien comenzó con esta historia que ahora representas tu y que en algún momento continuará con tus hijos y tus nietos...


- ¿entonces mis antepasados importan?


- Claro hijo, son los que nos conforman y nos dan sentido a través del tiempo, por eso es importante honrarlos y venerarlos a pesar de lo que hayan sido en vida... Forman parte de nuestra historia personal, por eso es importante reconocer nuestro origen por que forman parte de nosotros mismos.


.................................................


-¿Papá?


-¿que pasó chaparro?


- ¿y quienes conforman los antepasados?


- Las personas que de una o de otra manera influyeron en tu vida, no es cuestión de biología, es cuestión de principios y de bases, de valores familiares. Aquellos que se distinguieron en tu pasado y que consideres que contribuyeron en lo que hoy eres.


Tu decides...


..................................................



¿Papá?...


¿Papá?...


¿Papá?... Ahora que has muerto y yaces en esta cripta, ya formas parte de mis antepasados.


Ahora dime, ¿como puedo honrarte?...


La tia Lola

El sábado fue el cumpleaños de la tía Lola. 85 para ser exactos. Su cigarro. eterno compañero de la vida. Sus pulmones es lo que menos tiene afectado. Misterio médico. Su salud está un poco deteriorada pero nada relacionado con el cigarro.

Su plática discurre entre el olvido y el recuerdo. Sonrisa permanente. Ironía latente.

"... Hijito, ¿pero quién eres?... ¡ah! ya recuerdo tu cara. Antes te veías más viejo, ahora te veo más joven. ¿y estos niños? ¿son tuyos?... no pensé que te casarías... que bueno, ¿son todos de la misma mujer? espero que si, siempre fuiste medio inquieto...

Hay hijito, tu si que tuviste suerte, veo que te va bien. A mi ya no, dios ya me olvidó aquí. En algún tiempo fuí muy creyente, ahora ya no se, no me acuerdo. Es más, ya no me acuerdo de dios ni como era. A veces me gusta imaginarme como era. Lo imagino como un caballero elegante. Seductor... ¿que tiene de malo? ...¿un viejito con barbas? jajaja... a quién le interesaría hoy en día un anciano así?... a mi ya no me vienen a ver. ¿por qué entonces debería ser un viejito?. Yo digo que debería ser como esos muchachos jóvenes que ahora cantan en la tele. Ser moderno, actual. Que las jovencitas gritaran por él cuando apareciera... Si. Ese dios me gustaría. Además que me viniera a ver... ¿que aquí está?, ¿vino a mi comida?... no, no hombre, eso sigo sin entenderlo a mi edad. No puedo creer ni confiar en nadie que no vea... ¿a poco tu Martha lo has visto?, ¿Lo ves?... no, claro que no... por eso luego, con el tiempo me comencé a olvidar de él... nunca lo vi...

¿qué?... ¿que si no lo sentía?, pues ¿como se siente a dios?... digo, me confieso, nunca me acosté con él. ¿sentir?... jajaja... eso es ridículo... nomás mi mamá me decía que creyera en él y pues creí que ahí estaba entre las velas y las figuras de yeso en las iglesias. Esas imágenes rígidas, dolientes, tortuosas... creer... ya no se ni en que creer... ya hace tanto tiempo...

... No Javier, no estoy tomando. ¿Que una vieja ya no puede decir nada por que creen que está delirando?. Yo nomás hablo para el que me quiera escuchar. A esta edad ya no servimos ni para ser escuchados. Por eso creo que dios ya ni me escucha, ya me dejó en este lugar... ¿fe? siempre la he tenido. Aunque aún no se en qué. siempre fui a la iglesia, recé devotamente, pero jamás vi a dios, tampoco lo sentí. ¿Dónde estaba?. El padre Julián siempre estuvo ahí, yo siempre lo vi y estuvo conmigo cuando murió Ramón, me consoló, me escuchó. Para mi estuve más cerca del padre Julián que de dios... ¿intermediario?... ja. Ojalá que así fuera, por lo menos el padre me hubiera dicho que lo veía. Pero ¿sabes? el padre Julián jamás me dijo que lo había visto... seguía diciendo que era un acto de fe... pero yo por más fe que tuve nunca lo ví ni tampoco el padre Julián...

Quizás el padre Julián tenía las mismas dudas que yo y luego iba con el obispo... pero el obispo tampoco ha visto a dios... ¿quieren que crea en alguien que ya hace mil años que no ve nadie?... ¿dos mil?... mmm... está peor entonces...

Quisiera mejor pensar en un dios que yo veo, que me habla y me consuela... ¿que habla?... pues yo oigo hablar a los políticos, a los conductores, a los actores de las telenovelas, pero nunca he oido hablar a dios...¿misterios?, ¿otras formas de hablar?...¿de que hablas?... Hablar es hablar, se habla con palabras, no se habla con lo que uno quiere pensar que se dice... Se dice lo que se dice, no lo que uno quiere pensar que se dice. ¿ a poco yo no me hablaba con Ramón y el adivinaba que quería?... No, yo tenía que tener un diálogo con él y con todos... ¿misterios? ¿de que hablas? eso no es misterio, es ignorancia... ¿que?... no estoy tomando, ya te dije...

...Si, yo tengo fe en lo que veo, tuve fe en mi Ramón, en mis hijos, tengo fe en mis nietos, ¿como puedo tener fe en alguien que no veo, ni siquiera conozco?...¿la biblia?... ¿quién dices que la escribió?... mmm... muchos años y de gente igual de vieja que ese dios que dices que existe...

¿Otras religiones? son lo mismo, todos creen que hay alguien ahí... alguien que vivió hace muchos años y que jamás conocieron... ¿ejemplo? ejemplo es el que le di a mis hijos, el que dio Ramón, eso se ve y se aprende, el ejemplo no se lee...

¿Como quieres que crea en una persona que fue torturada hace muchísimos años?... pobrecito, torturado uno puede decir hasta que es el mismísimo hijo de Zeus y la coatlicue... pero bueno... mejor traigan el pastel por que estos se me están desesperando y ya les urge que haya café con pan...



- Estas soooon las mañanitas que cantaba el Rey David...

El secuestro...

Viernes 3 11:34 pm

-¿Bueno?-

-Señora, le habla el ocelote, solo para decirle que tenemos secuestrado a su esposo. No haga nada, no le informe a nadie, sino matamos a su marido. Cálmese y escuche con atención: Hoy un comando armado arribó a la oficina de su esposo y lo sacamos a la fuerza, está lastimado pero está bien. Así que si quiere volver a verlo nos debe entregar la cantidad de un millón de pesos en efectivo. nos comunicaremos pronto con usted. No le avise a nadie por que tenemos gente que trabaja en las corporaciones policiacas y sabemos todos los movimientos que pueda hacer usted. ¿me entendió?-

- Si...señor papalote...-

- ¡Vieja pendeja! fíjese bien lo que le estoy diciendo! OCELOTE, OCELOTE, ¡Repítalo!

-Señor Ocelote...pppeerrooo, ¿de donde voy a conseguir tanto dinero?-

-Señora, por favor, no nos quiera engañar, su esposo ya nos dijo que tiene una cuenta en el banco que tiene esa cantidad, además de la propiedad que tienen en Valle de Bravo...-

-¿Valle de Bravo? nosotros no tenemos ninguna propiedad ahi...

- Señora, es mejor que no se haga pendeja y siga nuestras instrucciones tal como le decimos, le hablo en una semana para decirle en donde dejar el dinero.-

- ¿Mi marido está bien?, ¿puedo hablar con él?

- No señora, no puede, la próxima semana hablará con él para darle una muestra de que sigue con vida y nos pueda depositar el dinero.




Sábado 12 1: 13 am

- ¿Bueno?

- Señora habla el Ocelote, queríamos saber si tiene el dinero.-

- Si señor Ocelote pero primero quiero hablar con mi marido.-

-¿bueno? Amor, estoy bien, un poco golpeado pero bien a dios gracias.

- A ver imbecil, ¿quién te crees? acabo de revisar las cuentas y encontré una cuenta que no conocia, ¿a quién le depositas? ¿Quien es Marcela?. Claro, aquí está tu pendeja sin poder salir de vacaciones por que tienes mucho trabajo ¿y me entero que tienes una casa en Valle?... Claro, ya pregunté y resulta que ahí vive la tal Marcela, pero la casa está a tu nombre, ¿me estás engañando pedazo de imbecil?¿quien te crees?...

-... A ver señora, su esposo se puso un poco blanco, pagará o no pagará el rescate.-

- No lo voy a pagar Ocelote de mierda, no voy a dar un quinto por este pedazo de imbecil, que se pudra.-

Click



Lunes 14 2:54 pm.

- ¿Bueno?

- Señora, soy el Ocelote, quiero que escuche como estoy golpeando a su marido...-

-Hay, agggghhh... nooo, por favor noooo.... Basta....!!!

- ¿Entendió Señora?, nosotros somo serios y vamos a cumplir nuestras amenazas. ¿Ya tiene nuestro dinero?.

- Hay señor Ocelote, disculpe usted la vez pasada, gracias por llamar y esperar. Estoy tratando de vender la casa de Interlomas, en 20 días me dan el dinero, ¿me puede esperar hasta entonces? se lo suplico, tengo toda la intención de pagarle, por favor, comprenda, no tengo esa suma, me darán por la casa un millón cien, le doy todo el dinero pero por favor no le haga daño a mi esposo y espéreme hasta entonces...¿puede?

- Esa es la actitud y voluntad que quería escuchar de su parte. Está bien, me comunico con usted en 20 días...

Click.



Domingo 4, 6: 15 pm

- ¿Bueno?

- Señora, soy el Ocelote, ¿ya tiene el dinero?

- Mira pinche papalote culero, te voy a decir lo siguiente: el pendejo de mi marido tiene una amante y me mantuvo engañada por mucho tiempo, acabo de adquirir un seguro de vida a su nombre por 20 millones y yo soy la única beneficiaria. Así que hazme el favor y tortura a ese cabrón por infiel y luego lo matas para que yo sea rica. Me harás muy feliz. Y deja de joderme. Si quieres te doy el teléfono de su amante, igual y ella si da un peso por ese cabrón. Por lo que a mi respecta. Mátalo de una vez. La lana me hace mucha falta...

Click.