Los labios descarnados...

Era una mujer tan hermosa
de belleza inigualable
pero su rostro ella ocultaba
tornando su boca silenciosa

Diversos hombres se acercaban
buscaban ver aquel rostro misterioso
Algunos decían que era bellisima
otros hipnotizados por sus ojos

decían que sus padres habían ocultado
su boca aderezada y deliciosa
para evitar que los hombres embelezados
quedaran de ellos enamorados

Hombres llegaban entusiasmados
pero tristes y sombríos de ahí se alejaban
pues ella con desdén e indiferencia
de inmediato en silencio los despreciaba

un hombre valiente y decidido
después de ser rechazado
le preguntó antes de partir
¿por que tu rostro has ocultado?

Ella con enorme pesar y tristeza
con los ojos apagados y distantes
con murmullos y quebrantos
apenas y sin voz así le contestaba

una vez llegó un caballero
gallardo elegante y lleno de gracia
sus ojos disparaban fuego
su alma llena de sol me acariciaba

sus manos finas y suaves
su rostro cincelado de alabastro
con porte de rey siendo plebeyo
mi amado poeta de andar alado ligero

Me tomó de la cintura
puso sus labios junto a los mios
que eran de fuego y  arena
fundiendo mis labios y el destino

Él se fué y me dejó los labios descarnados
vacíos  remojados en remordimientos
ahora ya no pueden mis palabras volar
no me quedan labios para poder otra vez amar

Se llevó mis labios y mis besos
mi fuego y mis deseos
ya no se que hacer con estos labios descarnados
y esta boca tan vacía y sin sueños

Si ves por ahí a ese ingrato
dile por favor que me devuelva mi vida
que en esta soledad sin fuego
ya sin hambre de deseo sola estoy en silencio

1 comentario:

Anónimo dijo...

Señor Escritor, me impresiona su talento, sus cuentos y sus poemas transmiten tanto una realidad, que cada persona podria identificarse y apropiarse de cada uno de ellos.